Estudio 20. El Espíritu de Generosidad.

Nuestro estudio de hoy está basado en Hechos 4:32-37.

Todas las cosas en común

32 Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.

33 Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos.

34 Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido,

35 y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.

36 Entonces José, a quien los apóstoles pusieron por sobrenombre Bernabé (que traducido es, Hijo de consolación), levita, natural de Chipre,

37 como tenía una heredad, la vendió y trajo el precio y lo puso a los pies de los apóstoles.

Cuestionario

1.- ¿Qué efecto produjo en el alma de los primeros creyentes su nueva fe en Cristo? Vers. 32 primera parte.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

2.- ¿Cómo consideraban sus pertenencias? Vers. 32 segunda parte.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

3.- ¿Cómo era la predicación de los apóstoles? Vers. 33.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

4.- Dice la Escritura que no había entre ellos necesitado ¿Por qué? ¿Qué hacían los que tenían propiedades? Vers. 34, 35.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Nota: Este proceder generoso en la primera iglesia puede parecernos exagerado o fanático en nuestros días, pero fue providencial. Algunos nuevos conversos eran arrojados de sus casas y despojados de sus bienes. Además muy pronto Herodes desató una persecusión contra la iglesia y los creyentes fueron esparcidos. Todos disponían de medios para viajar e iniciar un medio de vida donde llegaban. Si las propiedades no hubieran sido vendidas a tiempo, habrían sido confiscadas por el gobierno.

________________________

Lecturas adicionales

Hechos capítulos 4 al 8.

___________________

Mientras los discípulos proclamaban las verdades del Evangelio en Jerusalén, Dios añadió su testimonio a las palabras de ellos, y una multitud creyó. Muchos de esos creyentes primitivos se vieron inmediatamente separados de su familia y sus amigos por el celoso fanatismo de los judíos, y fué necesario proveerlos de alimentos y hogar. {HAp 58.1}
El relato declara: “Ningún necesitado había entre ellos,” y dice cómo se suplía la necesidad. Los creyentes que tenían dinero y posesiones los sacrificaban gozosamente para hacer frente a la emergencia. Vendiendo sus casas o sus tierras, traían el dinero y lo ponían a los pies de los apóstoles, “y era repartido a cada uno según que había menester.” {HAp 58.2}
Esta generosidad de parte de los creyentes era el resultado del derramamiento del Espíritu. Los conversos al Evangelio eran “de un corazón y de un alma.” Un interés común los dominaba, a saber el éxito de la misión a ellos confiada; y la codicia no tenía cabida en su vida. Su amor por los hermanos y por la causa que habían abrazado superaba a su amor por el dinero y sus bienes. Sus obras testificaban de que tenían a las almas de los hombres por más preciosas que las riquezas terrenales. {HAp 58.3}
Así será siempre que el Espíritu de Dios tome posesión de la vida. Aquellos cuyo corazón está lleno del amor de Cristo, seguirán el ejemplo de Aquel que por amor a nosotros se hizo pobre a fin de que por su pobreza fuésemos enriquecidos. El dinero, el tiempo, la influencia, todos los dones que han recibido de la mano de Dios, los estimarán solamente como un medio de promover la obra del Evangelio. Así sucedía en la iglesia primitiva; y cuando en la iglesia de hoy se vea que por el poder del Espíritu los miembros han apartado sus afectos de las cosas del mundo, y que están dispuestos a hacer sacrificios a fin de que sus semejantes puedan oír el Evangelio, las verdades proclamadas tendrán una influencia poderosa sobre los oyentes. {HAp 58.4}

Estos párrafos fueron seleccionados del capítulo 7—”Una amonestación contra la hipocresía” del libro “Los Hechos de los Apóstoles” escrito por E.G. White.

Si deseas leer el capítulo completo, sigue este enlace:

https://egwwritings.org/?ref=es_HAp.58&para=198.278

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s